Eduardo Ojeda, dirigente de la Corriente Sindical Clasista (CSC), dijo que los cálculos realizados por el Banco Central del Paraguay (BCP) en conjunto con el Ministerio del Trabajo son "distorsionados" y "falsos".


Cuestionó la posición de ciertos sindicatos que se mostraron a favor del reajuste del sueldo piso en G. 2.500.000. 

“El salario mínimo se falsea desde el análisis que se realiza en el BCP. Se distorsiona y, en consecuencia, se fija un salario mínimo totalmente ajeno a la realidad. Este salario mínimo que quieren fijar desde el Ministerio del Trabajo, empresarios y en complicidad de las dirigencias de algunas centrales obreras es totalmente ilegal, ya que el Código Laboral debe garantizar la manutención mínima y digna de una familia tipo 4, y esto no alcanza”, expresó Ojeda en diálogo con Nuestra Mañana por Unión TV, en alusión al monto de G. 2.500.000 que sería estipulado como sueldo piso.

En ese orden, criticó que diversos sindicatos de trabajadores avalen este incremento.


 

Indicó que “se irá legalizando la explotación” en caso de aprobarse el reajuste del salario mínimo en G. 2.500.000. “Según el costo de vida, el salario mínimo debe ser de G. 4.000.000”, expuso.

Ojeda afirmó que desde su sector lo que reclaman es que el Consejo Nacional del Salario Mínimo (CONASAM) recupere el “poder real” sobre el sueldo piso.


Fuente: LA UNION